Por años, las fotos artísticas no solo han sido mostradas en exposiciones, sino también como parte de la decoración de propiedades privadas, como es el caso de oficinas. Pero ¿por qué elegir este tipo de recurso artístico para cambiar el aspecto de estos ambientes? 

Razones para elegir fotos artísticas para decoración de oficinas 

Por muchos años hemos usado fotografías para decorar. Usualmente empleamos las que nos son propias y las colocamos en marcos diversos en la pared, incluso las mandamos a agrandar. Pero estas fotografías, muchas veces familiares, no son las mejores para una oficina. ¿Por qué? Porque no escapan de lo tradicional y no causan ese efecto “wow” en la decoración.  

Al emplear fotos como un medio decorativo hay que buscar que aporten valor y que armonicen con la estética. Con una fotografía artística se puede: 

  • Hacer más elegante un ambiente.
  • Embellecer los muebles sobre las que se colocan. 
  • El arte de estas fotografías puede estimular la creatividad de quienes trabajan en la oficina.
  • Usar un recurso artístico en los ambientes de tu empresa, hace que esta destaque frente a las demás.
  • Este tipo de fotos puede ser una extensión de tu propia marca.

 

¿Qué fotografías artísticas son mejores para oficinas?

Lo ideal es seleccionar piezas que se relacionen directamente con la industria a la que cada negocio se dedica. También se pueden adquirir piezas que reflejen los valores de la marca o su identidad. Por ejemplo, si tu empresa se dedica al turismo, puedes usar algunas fotos de paisajes, como “Warmith” de Ronald Jones. 

Si se quieren tipos de fotos que quede con diferentes tipos de industrias, especialmente para aquellas oficinas que deseen resaltar por su elegancia, una opción que no tiene pierde son las fotografías abstractas.  Una pieza que cumple con esta característica es “Lines In The Sand” de Ronald Jones

Qué áreas decorar con fotografías

En cuanto a las áreas de la oficina que se pueden decorar con fotografías, hay muchas. Los pasillos pueden dejar de ser un espacio aburrido si se las coloca en ellos. En estos espacios, por ejemplo, puedes aprovechar en combinar varias imágenes de un mismo tema o de un mismo artista. Si colocas estas fotos una al lado de la otra, como en una exposición, quien las mire sentirá que se encuentra en una galería de arte. Otro lugar donde las fotografías artísticas originales quedan bien es en paredes de tu oficina que sean muy grandes o áreas donde el techo sea muy alto y haya pocos elementos decorativos. Usualmente, este tipo de fotos se suelen colocar en las oficinas (propiamente dichas), en salas de reuniones, la recepción e incluso.