Cuando llega el verano muchas personas pasan la temporada en su casa de playa (o de campo), en donde pueden disfrutar de un ambiente más relajado y alejado del bullicio del centro de la ciudad. Pero ¿está la casa de playa decorada para la ocasión? Estos son algunos elementos y consejos que se pueden tener en cuenta para la decoración de casas de playa en verano.

Cuadros

Los cuadros artísticos no solo tienen que estar en la casa donde pasamos la mayor parte del año. Si se tiene en cuenta que es un recurso que hace más atractiva una propiedad y elegante los espacios donde se coloca, ¿por qué no tenerlos también en una casa de verano?

Respecto a la temática, hay que buscar cuadros que evoquen el verano; por ejemplo, en casas de playa, fotografías artísticas del mar, de atardeceres, de las olas, son la mejor elección. Respecto a los colores, aunque los azules suelen ser los favoritos, los cuadros de atardeceres, donde abunda la pigmentación rojiza también vienen bien, dependiendo de los demás elementos decorativos de la casa.

Muebles de madera

cuadros para decorar tu casa de playa

El mobiliario que elijas también marcará la diferencia. En casas de playa se prefieren los muebles de madera, tanto en sillones, como en juegos de sala. Aunque muchos prefieren el color natural de la madera, también se pueden usar muebles pintados de blanco y estará en tendencia los que incluyan o colores pastel o tonos naranja. Así que hay opciones tanto si sebusca una decoración de tonos fríos, como cálidos.

Adornos rústicos

Los adornos son uno de los elementos decorativos que harán que las casas de playa se distingan, pero ¿cuáles elegir? En este tipo de ambientes la decoración rústica ayuda a recrear un ambiente relajado y confortable. Incluir algunos muebles de mimbre o ratán, adornos en madera, cajas decorativas y lámparas artesanales pueden darle nueva vida a tu casa de verano.

El cambio de pintura también será un recurso que ayudará a renovar el diseño de las casas de playa en verano. El blanco es el favorito, pero también los tonos que evoquen el mar, como azules, celestes, turquesas y similares. Estos colores ayudan a transmitir la sensación de tranquilidad y serenidad. Recuerda que, si pintarás todo de blanco o colores fríos, para que el ambiente se sienta más cálido, los muebles de madera serán el mejor complemento.